Mi increíble capacidad para...

Pedir un deseo de Navidad y después echarlo a perder.
Pasar 30 horas despierta y quedarme dormida cuando tengo que reaccionar.
Llorar x la leche derramada.
Sacar la mierda para afuera cuando todo el mundo mira.
Exasperarme conmigo, en vez de corregirme.
Llegar tarde a todo, a todas partes, a todos.
Dejar en banda a quienes quiero y tener el despreciable hábito de apelar a la indulgencia de ellos.
Caminar durante cuadras para tomarme el bondi metros antes de llegar.
Perder los bondis, trenes y subtes. Todos. Helicopteros también.

Estoy lista para dejar ir el 2009. Mi única resolución de Año Nuevo, he decidido, es ser otra persona. Una que no deje que todo se vaya a la mismísima mierrrda.

Sushi con champán




Interior - Casa - Noche

Madre e hija cenan. La primera come una palta con salsa golf mientras termina la última botella de vino tinto que quedó de las fiestas. La segunda degusta una porción de sushi estilo "Nueva York" con el final de una botella de champagne.-

Mamá Chan: Qué silencio... Había hambre en Rusia...

Mafalda Chan: Está muy rico, queda bien con... ¡mirá, estoy comiendo sushi con champán! (exclama, y deja caer los palillos con los que estaba intentando agarrar un escurridizo roll ensalsado en soja)

***

Sin intenciones políticas ni ideológicas de por medio, mi revival culinario estuvo bueno.

Mamá Chan pide fuegos artificiales

Interior - Noche - Comedor

Mamá Chan y la que suscribe compartían una comida frugal en la mesa de su casa.

Mamá Chan: ¿Y te toca trabajar el primero de enero?

Mafalda (sonriente): Sí, ¡pero a las diez de la mañana, no a las siete!

MC:  ¿Y de qué pensás escribir? ¿Los informes de todos los accidentes por pirotecnia (sic)?

M: Sí... (contesta, concentrada en su lechuga mustia y sobre condimentada)


MC: ¿Y ya preparaste el "dibujo"?

M: Hmm... ¿Qué dibujo?

MC: El dibujo... para cuando abrís la página, que los lectores vean algo... ¡No sé! Una cañita voladora que explote cuando entrás... (gesticula con sus manos como si los dedos fueran los rayos de la citada pirotecnia acercándose a su cara).

M: ¿? (mira a mamá Chan, que le devuelve la mirada sonriendo)

MC: Claro, un cartel que diga "Feliz 'veintediez'"; le van a decir "veintediez" a este año, vas a ver...

Si Mamá Chan lo dice... ¡Feliz veintediez para todos! :)

¿Se acuerdan de "Los pájaros"?


"Interrumpimos este nutritivo almuerzo a base de Paty y puré para comunicarlas últimas noticias... Medio millón de pájaros ha invadido Sacramento..."





Nada que ver con el Espíritu Santo. Como sacados de una película de Hitchcock, una bandada de pájaros invadió hoy la ciudad de Sacramento, al sur de California, Estados Unidos. Según el omnipresente You Tube, unas 500 mil aves sobrevolaban a las afueras de la localidad en lo que se parecía más a un cardumen fluctuante o una plaga de langostas rabiosas que un grupo de pájaros de esos que viajan prolijamente haciendo la "V".



Tal parece que se trata de pájaros invasivos que viajan en enormes bandadas, listos para anidar en cuevas, en "cavidades", donde usurpan los nidos de las especies de pájaros autóctonas. Se supone que rompen los huevos de las aves locales, como los pájaros carpinteros, para darle lugar a los de su propia clase. No, no estoy ficcionalizando, los escuché en TN (¿?)

Como sea, mi atención se desplazó desde el video hasta la película de Alfred Hitchcock, basada en una novela de la no menos notoria autora francesa Daphne du Maurier. En esa historia, sin música ni colores pero con un suspenso magistral, los pájaros atacan a la población, más precisamente a un grupo en particular, creando una puja de poder (adivinen quién gana).

La historia que Hitchcock llevó al cine se desarrolla en la ciudad de San Francisco, mientras que en éste caso, el escenario es la ciudad de Sacramento, al sur de Frisco. Esa es una buena diferencia, ah, y otra es que creo que ésta vez nadie los provocó.





El final es el principio (de la bacanal)

Breve reflexión mientras se hierven las papas y agradezco al Señor Raid por haber inventado, producido y comercializado con tanta dedicación las tabletas antimosquitos:

Ya es fin de año y con una felicidad absoluta en un momento de éxtasis (producto de meses de terapia , un invierno plagado de crisis y muchas dosis de Alplax) todos, pero todos, se acuerdan de cobrar ese viejo vale social del "A ver cuándo nos juntamos, ¿eh?", lo que da lugar a las interminables reuniones "de fin de año".

Llega diciembre y todos los grupos sociales se reactivan con la consigna de fijar reuniones para celeberar que se acaba el año, que vienen las vacaciones (sólo para la mitad, ya que el resto sale en febrero, marzo, o busca en Wikpedia qué son) y para ponerse al día, porque claro, nadie se mantuvo en contacto con nadie durante los últimos 12 meses.

Pero pensemos en esto un momento: La última hoja del calendario cuante con escasos 31 días, entonces, ¿cómo acomodar las fechas para que no se superpongan los eventuales exámenes finales, las escapadas de fin de semana, las reuniones laborales o familiares, los actos de fin de año en los colegios y las empresas (la lista sigue...)

Simplemente no le encuentro sentido. Por qué es que, si en todo el año no se reunieron las ex alumnas de la escuela de macramé a la que asistí hace dos años, ahora resulta que me veo en el compromiso de ir a su cena de fin de año... y eso que ni squiera hice macramé. Ok, ese es un caso extremo.

El punto es: no entiendo las reuniones de fin de año. Entiendo las fiestas para descomprimir la tensión cuando ya cerraron los balances de la empresa, o hacer una juntada general para tratar de ponerle onda al pelotazo de tener que estar encerrado en una oficina con 40 grados de calor, pero eso de reactivar grupos sociales al sólo efecto de verse porque se acaba el año...

No sé, quizás es que no tengo ese complejo de "Apocalipsis - se -acaba - el - mundo", pero quiero tomarme el poco 2009 que queda con mucha calma y mandarlo, perdón, despedirlo, lentamente hacia el pasado. Acto seguido, pretendo montar un circo romano en el balcón de mi casa para celebrar la llegada de 2010, por el sólo hecho de que es un nuevo año.

Suena lógico, ¿no?

¿Por qué hago lo que hago?

"Ama y haz lo que quieras", dijo un tal Agustín de Hipona.

El Todopoderoso Wikiquote agrega: "Ama y haz lo que quieras. Si callas, callarás con amor; si gritas, gritarás con amor; si corriges, corregirás con amor; si perdonas, perdonarás con amor. Si tienes el amor arraigado en tí, ninguna otra cosa sino amor serán tus frutos".

Tengo la sospecha de que el autor en cuestión se refería a un tipo de amor más sustancial, profundo y real. No pretendo filosofar sobre qué es el verdadero amor, en parte porque sino los que me conocen en persona se van a reír mucho. Sólo quiero comentar algo sobre esta cita.

Un día, hace algún tiempo, elegí querer y desde ese momento no elegí nada más. No podría elegir otra cosa, ni tendría sentido. Hay cosas que las hago porque quiero. No por egoísmo o porque me convenga, sólo porque quiero.

Es probable que haya metido la pata más de una vez gracias a mi inexperiencia, pero al menos puedo decir que ya aprendí, ¿no? El problema con amar (ya sea a personas, lugares, causas, o lo que sea) es que los resultados son abiertos y a veces uno no puede tener lo que quiere. Ouch.

"Toda la gente te enseña algo bueno", me dice, y le encuentro razón. Todas las personas me dejaron un libro y un cuento, y ahora que lo tengo sentado frente a mí le escucho decir las cosas que diría yo, y las cosas que jamás pensé que diría él.

Y me explica que la peor forma de represión es la que uno se impone, y que uno puede ser cruel con uno mismo y traspolar esa crueldad a otros, a los que más se le parecen. Me dice que lloró, mientras que ahora la que llora soy yo (las lágrimas vienen con el paquete, así como las vacaciones vienen de la mano del trabajo).

En ese entonces ya había decidido hacer las cosas porque quiero. Por eso me fui, y por eso ahora volví. Algunas ofensas prescriben, por decirlo de algún modo. Lo hacen justo cuando baja la calentura y entra la tristeza. Cuando es más grande el dolor de extrañar que el alivio de haber dicho "basta".

"No puedo arreglarlo más que con hechos", me dice. Es una conversación de locos en donde él intenta explicarme las cosas que yo siempre intento explicar. Que si me equivoqué sólo puedo enmendar mi error con hechos... "sólo si me dejas", agrega. Sólo si me dejás puedo hacer algo.

Será que después de todo sí es divina ciencia el saber amar, o sus derivados: respetar, acompañar, ayudar, enseñar, extrañar, perdonar o esperar pacientemente a que a uno lo perdonen.

***


No, no fumé nada, ni me volví hippie. Ya puedo escuchar un par de "así te va", pero denle el beneficio de la duda a Agustín, no lo descarten sólo porque haya sido el fundador de una congregación religiosa, Santo y Doctor de la Iglesia Católica (ja! ya los vi haciendo arcadas sólo por leer lo último).

Una tarde en el shopping

En esta lluviosa tarde, mientras San Lorenzo goleaba a Boca y las radios incurrían en el cliché de pasar esa canción de los Guns and Roses que pasan todas las veces que llueve en noviembre, mis hermanas y yo nos metimos en el shopping para renovar el guardarropas de una de ellas.

Durante las cuatro horas que estuve ahí metida (aletargada, arrastrando mis pies y contra mi voluntad), pude sacar algunas conclusiones. Por ejemplo, que las mujeres van a un shopping sólo cuando no saben qué están buscando, a la espera de ser deslumbradas por algún trapo de modal sobrevaluado...

Pero lo que más llamó mi atención fueron los hombres: todos esos padres, hermanos, hijos (algunos de muy corta edad), y por supuesto, los maridos y novios, quienes, con cara de beata resignación, arrastran sus pies detrás de sus mujeres como un dócil burro de carga.

Algunos se dejan caer en los asientos que encuentran disponibles dentro de los locales, o hasta en el piso del pasillo (dato curioso: hoy vi hasta cinco hombres sentados alrededor de una mesa ratona de la tienda de Rapsodia... pensé que iban a empezar a jugar al poker).

De hecho, un hombre que tendría alrededor de 50 declaró muy convencido que el sillón que se encuentra al fondo del local de Akiabara es "el más cómodo de la Argentina". Es más, mientras su escuálida mujer se probaba una remera tejida tras otra, él daba su parecer de manera escueta, sin mucho halago, como si fuera la enésima vez que la veía probarse la misma prenda.

"Es mejor venir de a 3", concordó después de que comenté que me desligaba de mi rol de "opinóloga" para que mi otra hermana se hiciera cargo.

Pero otros hombres intentan ser útiles y participativos, siempre dentro de lo que sus respectivas parejas les dejen. Al parecer, un "sí, está lindo" o un "te apaga mucho" son las máximas opiniones que pueden emitirse en la materia. Después del comentario edificante se deben llamar a silencio. Y pagar.

Algunos hombres, los que tienen que desenfundar su tarjeta de crédito una vez que ellas terminaron de elegir los trapos de modal más caros de Buenos Aires, deciden tomar cartas en el asunto antes de llegar a la caja de la tienda. Es un proceso delicado... hacerlo con demasiada antelación significa que se alargará su estadía dentro del local de ropa y hacerlo demasiado sobre el momento de pagar significa que no podrá sacar nada de la pila de prendas elegidas.

"Las vendedoras se merecen un capítulo aparte", me dice mi hermana mientras le leo este post. Le encuentro razón.

Cada uno tiene (que encontrar) su lugar en el mundo


No es cosa fácil, pero si lo fuera no valoraríamos el haberlo encontrado. Si bien es cierto que hay veces que uno no puede cambiar lo que pasa, el entorno, hay algo adentro nuestro que nos hace sentir a dónde es que tenemos que estar aún cuando no es el lugar ni el contexto en el cual nacimos (especialmente si es ése es el caso).


Hay un lugar que está hecho a la medida de cada uno, con las dimensiones, colores, aromas y paisajes que están en armonía... un lugar donde todo encaja. El estar acompañado por quien uno quiere tener cerca es más complejo porque entran en juego las sensibilidades ajenas. 

Igual, cada día me convenzo más de que éste mundo es como el pozo de un edificio en construcción. La familia es la cantera desde donde salen lo materiales para poner los cimientos, pero si no hay mano de obra es lo mismo que nada. ¡Agréguese un poco de metal y estamos listos para empezar! \,,,/


Hablando en serio, las paredes tendrán el grosor y la textura que les demos. Pueden ser gruesas, resistentes e impenetrable para los intrusos, siempre en la medida que nosotros lo queramos. Eso sí: sería una pena dejar afuera a los amigos por aislarse de los enemigos. Y una pared finita no resiste ni una lluvia de verano, así que es mejor buscar el punto medio.


Ladrillos y cemento. Importantísimo que sean de buena calidad. Algunas personas serán los ladrillos que te peguen y otras los que te amparen, y unas muy poquitas serán el cemento que te mantenga bien pegado.


Hay que usar sólo las piedras que sirvan para algo, las otras es mejor dejarlas a un lado. Por más que algo parezca ideal como piedra angular no necesariamente puede servir como tal.

Las terminaciones tienen que ser prolijas, cuidadas, bien medidas y ubicadas... porque no es cuestión de que la casa se vea mal desde afuera, y no hay nada más inútil que tener una ventana que da al piso, ¿no?

Con toda esta analogía digna de un cuento de Bucay a lo que quiero llegar es... al lugar donde quiero estar.

Creo que sé cuál es porque haber estado ahí se sintió extrañamente natural y eso es lo que marca que sea "el" lugar. Que estés a miles de kilómetros de donde naciste y sepas que estás en tu casa, que las calles son tuyas y que sabés a dónde vas... "priceless", como diría la tele.

Si no estoy donde creo que debería estar, y si no me gusta el lugar donde la vida me puso, será motivo para echar a andar y llegar a donde tengo que estar. Y cuando llegue a ese lugar, echaré mano a los materiales que me fueron dando, y a los que haya conseguido por mis propios medios.







Ah... me olvidaba: ¿El techo de la construcción? Ese lo pone el tiempo, al final de la vida... Hasta ese momento, es un continuo ir y venir de ladrillos.

NCN - No cuesta nada

No cuesta nada tomarse el tiempo para reflexionar en lo que uno quiere. No debería costar, por lo tanto, decir lo que uno quiere.

Está bien que a veces el timing, es decir, el manejo del tiempo, lo es todo... Pero la vida es taaaaan larga que vale preguntarse si un mes más o uno menos podrán cambiarlo todo. Si ese último esfuerzo, o si esa bala que parece de salva no será el tiro de gracia.

Yo no digo que sí, ni digo que no... digo que depende. A ver si están de acuerdo conmigo: "Depende" es una palabra maldita, porque deja abiertas las puertas de todos los pasadizos de un laberinto.

¿Qué quiero? ¿Lo quiero? ¿O es sólo un capricho?

La misma encrucijada puede plantearse en cualquier ámbito de la vida... Hagan la prueba, se van a dar cuenta de que es así, y no hay otra respuesta que valga que no sea la propia.

En lo personal, las respuestas surgen cuando miro atrás y adelante, arriba y abajo, a la derecha y a la izquierda. O sea que miro a todas partes, para ver qué me sirve, qué me pesa, qué me gusta y qué no me sienta bien.

Y si quiero cantar bajito, enamorarme, comer empanadas o todo lo antes mencionado, entonces lo hago (bueno, salvo porque no se canta en la mesa ni con la boca llena porque es mala educación y "nadie quiere a las chicas maleducadas").

Por otro lado, si quiero decir las cosas las digo (aún cuando nadie me esté escuchando... ok, especialmente cuando nadie me está escuchando). Lo mejor es no quedarse con el bocado en la boca, esperando que lo escupas o lo mastiques.

Just do it now... Por sí o por no, por empezar de cero o por los viejos tiempos. Si en una encrucijada no pasa "algo", entonces estamos condenados (todos los humanos) a ser seres altamente olvidables.

*NCN unir los verbos "pensar", "sentir" y "decir"*


*****

Ah, a todo esto... tampoco cuesta nada hacer click y pasar por Proyecto Nada ;)

"Como te ven, te tratan"

Ya lo decía Mirtha Legrand: "Como te ven te tratan, si te ven mal, te maltratan"... ¿o no era así la frase? La cuestión es que entré en ira con mi madre, una vez más. Cuando está todo bien ella es "mamachan", pero cuando hace ESTAS cosas... es Madre.

Lo curioso del cuento, que ocurrió el lunes pasado, es que me enojé con ella, pero no por algo que hubiera hecho sino por algo que no hizo, y que no me afectaba de manera directa (o de manera alguna). Es sólo que me indignó.

Mamá Chan y yo nos tomamos un colectivo para volver desde una localidad en la provincia de Buenos Aires. El bondi en cuestión era de la línea CATA y venía desde Mendoza cargado de pasajeros con acentos muy lejanos al porteño (quizás chilenos, quizás mendocinos, quizás cordobeses, quilosá).

Al subir, nos dimos cuenta de que no nos sentaríamos juntas sino que yo me sentaría con un señor que hablaba mucho por teléfono y Mamá Chan compartiría asiento con una señora de unos 50 años con un push up que le recogía la anatomía y se la colocaba en suspenso sobre las clavículas. Exceso de maquillaje, el pelo teñido color remolacha y algunas arrujas arremolinándose en sus ojos olvidables, la mujer sonreía impávida al vernos paradas en el pasillo al lado suyo.

Un señor que había subido al coche justo detrás nuestro reclamó la butaca número 27, junto a la ventana, y a Mamá Chan le tocaba la 28, junto al pasillo. Eso dejaba la incógnita de dónde se sentaría la mujer. La señora en cuestión había apoyado sus pertenencias (una cartera, un buzo y un bolso abultado) en el asiento 27 y se había depositado a sí misma en el que le correspondía a mi madre.

"Ah, pero ió tengo el número 27", se defendió la mujer. "Sí, pero está sentada en el 28", le contesté. Mientras tanto, el hombre gritaba desde el otro extremo del pasillo "Me equivoqué, no era mi asiento".

Entonces, la mujer se movió a su lugar. Mejor dicho, se movió a la mitad de su butaca, ya que quedó sentada justo donde se unen los dos almohadones. Siendo una señora de edad y volumen considerables, Mamá Chan se sentó con cuidado y en silencio en la porción del asiento que le quedaba, aún sabiendo que estaba apretada innecesariamente.

"Listo, ya estoy ubicada", declaró estoica. Ahí me indigné y dije basta. En voz alta y clara agregué a la escena "lo que no quita que la señora está sentada en la mitad de tu asiento", a lo que la mujer contestó sonriente con un cantito lejano "no, lo que pasa es que es gordita".

WTF?! ¿Le dijo "GOR - DI - TA" a MI Madre? Inadmisible. Chan replicó: "No, lo que pasa es que su bolso está ocupando la mitad del suyo". Simple, evidente y sin sutilezas que entorpezcan el mensaje. Aún así, la mujer desvió la mirada, movió levemente sus pertenencias y siguió sentada prácticamente sobre el muslo izquierdo de mi madre durante las 5 horas que duró el viaje.

Tardé al menos 10 minutos en calmarme. El hombre con quien yo compartía asiento me miró con cara dubitativa... no sabía si descargaría un golpe de ira sobre él o qué. Podría haber sido mucho más violenta sobre todo después de que la mujer le faltara el respeto a MI Madre de ese modo, como si su trasero no tuviera también problemas con la gravedad y la ley de expansión.

De vuelta en casa, Mamá Chan quiso comer unas galletitas dulces pero la contuve a ladrido limpio. Ella me hizo notar mi mal modo, a lo que le contesté desde el fondo de mi ser: "¿Por qué no puedo hablarte mal? Otros lo hacen y no haces nada".

"Estaba cansada como para discutir", se excusó sobre el episodio. Pero hay veces que no sirven las explicaciones. ¿Por qué alguien se dejaría pasar por arriba de ese modo? ¿Por qué no defenderse? Esa mujer la insultó y ella no opuso resistencia.

No se puede estar cansado para defender la dignidad de uno. Y nadie, ni siquiera uno de los propios hijos, puede hacerlo en su lugar.

La lluvia hace que la gente se desintegre

Otra explicación no le encuentro: si no es porque se desintegran, no entiendo por qué cuando llueve la gente camina a paso ligero, mirando al piso para no pisar un charco o baldosa floja y con al menos uno de los hombros rozando la pared con tal de aprovechar "el techito" que les dan los balcones y toldos de los edificios.

Algo de cierto debe tener el relato de Isaac Asimov en "Lluvia, lluvia, vete lejos"... Es eso, o no entiendo el por qué de las caras tensas y los ceños fruncidos cuando dos personas se disputan en una milésima de segundo quién va a caminar bajo el "techito".

Lo que más me llama la atención es que cuando uno intenta ampararse bajo los balcones rara vez lo logra: siempre queda un hombro descubierto que se moja el doble que si caminara por la calle, porque las gotas que resbalan por los balcones suelen ser más gordas que las que caen del cielo.

Algunas de las reflexiones inútiles que inspira una buena, copiosa y fugaz lluvia veraniega, como la de esta tarde:

- Hey, es sólo agua. ¿Leyeron bien? No son bolas de fuego, no es la ira divina, no es un cataclismo que destruirá el mundo (eso llegará en 2012, me dijeron). Es sólo una rara combinación de dos átomos de Hidrógeno con uno de Oxígeno... agréguese la Gravedad a 9,81 m/s2 de aceleración y voilá!


- Señora o señor, si Ud. pasó la barrera de los 70 años o tiene una prótesis de metal por cadera, hágase el favor de quedarse en su casa. Es lo mejor para Ud. y para el resto de la población, sobre todo para esos jóvenes irresponsables que salen a la calle sin paraguas por no consultar el pronóstico y pretenden caminar bajo los balcones para no mojarse.

- Sí, de acuerdo, mojarse no roquea cuando una está vestida de blanco, con pollera corta y está parada haciendo equilibrio sobre stilettos de 12 centímetros... Pero podrías haber consultado el pronóstico, ¿no?

- Ok, agarrarse una pulmonía no roquea tampoco. Shit happens, pero al menos tenés algún lugar donde meterte. Imaginá por un segundo que no tuvieras casa, o que tu casa fuera una caja de cartón, de esas que se desintegran muy fácil en el agua. Exacto. Tomáte una aspirina con un té y después me contás cómo te sentís.

- Si el calor vuelve a las personas seres embotados y poco pensantes, la lluvia produce un alivio inesperado a las neuronas y logra apagar el fuego. Me gusta la lluvia porque es como si el cielo exhalara toda la humedad que tenía, como si hubiera estado conteniendo la respiración.

Por eso resigno los "techitos" cuando llueve. Por eso, y porque no soy disoluble en agua.

Ah, casi me olvidaba: hoy hubo viento del norte durante toda la mañana... Dicen que pone a la gente medio loquita, pero bueno, asumo que el agua les habrá bajado los humos.

Acampen, no hagan un acampe

Véanlo uds. mismos: la palabra "acampe" no existe en el diccionario de la Real Academia Española. No es que crea que la RAE es palabra santa en la materia, pero supongamos que le podemos dar crédito a la hora de legitimar y definir un vocablo... ¿de dónde sacaron que "acampe" es una palabra? Y lo que es más llamativo... ¿por qué la usaron como sinónimo del verbo "acampar"?

Hace 10 días se produjo en la ciudad de Buenos Aires un evento inesperado: un grupo de piqueteros acampó durante toda la noche en la intersección de las avenidas 9 de Julio y Belgrano, frente al ministerio de Desarrollo Social. Al día siguiente, varios medios titularon la noticia así:



Repito: no es que tenga algo en contra de los tituleros del diario La Prensa, ya que ví el mismo término repetido en los titulares de TN, C5N, La Nación, Clarín... Todos con la misma palabra que resonaba como una campanita en mi cabeza... "Acampe", "acampe"... Dice la todopoderosa Wikipedia que "Acampe" no es ni más ni menos que una flor.



Al parecer, el acampe es una preciosa florcita color amarilla que crece en el África y en Asia, más precisamente en la India, la China, Indonesia, Malasia, Filipinas y hasta en Nueva Guinea. Se trata, ni más ni menos, de una especie de Orquídea, una de las flores más finas y delicadas que existen en el mundo.

Pero gracias a algunos periodistas locales también es una medida de presión social.

En todo caso, puede ser que sea yo quien no comprendió la jerga de mis colegas al no interpretar correctamente ni los títulos ni los grafs, pero les aseguro que lo intenté. Sin embargo, me costó mucho menos comprender la noticia que dio ayer el sitio español 20 Minutos, que publicó la dramática historia de una mujer que lleva 20 años intentando que la Justicia de su país le reconozca que hubo mala praxis en el tratamiento de su hijo. Es por eso que ella está acampando hace 5 meses frente al Ministerio de Justicia español.


Lejos de usar el nombre de una flor para titular acerca del delicado estado del muchacho, y de la lucha de su madre, el diario digital se limitó a publicar:

Repito una vez más que no es mi intenció criticar, sólo me llamó la atención que, en pos de resumir, o quizás de utilizar un término menos trillado, los medios argentinos se pusieron una flor en el ojal, y no era precisamente un clavel rojo... era una preciosa flor de Acampe.

Dicho sea de paso, si les interesa saberlo, el sitio Sinónimo.es propone como sinónimos de "acampar" los términos "acantonar", "acuartelar" y "emplazar"... Otra opción es chequear en Google.

Ojos de cielo

No suelo hacer más de un post al día (a veces no hago ni uno a la semana), pero lo que ví hoy me llenó de un sentimiento que no pude identificar en seguida. La secuencia ocurrió esta tarde cuando un chico castaño, bajito y muy flaco entró al vagón de subte tambaleando un poco por el movimiento.

Sus ojos eran color almendra, muy redondos, y su mirada estaba algo apagada. Dijo que se llamaba Jonathan, que tenía12 años y que iba a cantar una canción para los presentes, que esperaba que le retribuyeran en monedas, o aplausos. Tuve la sensasión de que prefería el primer tipo de retribución.

"No parece de 12 años, es muy bajito", objetó en voz baja una mujer que estaba sentada con su hija a mi lado. Estuve de acuerdo, pero no por su tamaño, sino por sus ojos. Grandes, redondos, con hambre. Cansados, exhaustos, tenía la sensación de que tambaleaba un poco por el movimiento del subte y otro poco porque sus piernas le pedían sentarse al menos hasta la próxima estación.

Después de presentarse, Jonathan recorrió el vagón de un extremo a otro cantando la canción "Ojos de cielo". Trastabillando en las palabras, confundiendo algunos versos y con la voz a flor de piel, como si estuviera clamando y cantando, el chico fue y vino a lo largo del vagón lo que duró su actuación. Al terminar agradeció los aplausos, y un poco más las pocas monedas que cayeron en sus manos.

No, no le saqué foto, pero algo me dice que mañana seguiré recordando esos ojitos de cielo nublados... y creo que ya sé lo que sentí...

Mi madre es una científica frustrada

Otra explicación no puede haber: Mi querida madre es una científica frustrada que preferiría estar estudiando los cambios físicos y químicos de los objetos biodegradables en vez de estar haciendo compras en un supermercado.

Esta reflexión no surge de una epifanía, sino tras notar un patrón constante en la cocina de mi propia casa. Por ejemplo, el último experimento sobre la progresión de la degradación de un durazno fue exitosa, tras lo cual, una vez más, la que escribe se tuvo que comer el resultante de la experiencia.


Sí, me gustan las frutas y las verduras, y quiero que siga trayendo, pero no considero necesario que traiga un kilo de manzanas que terminarán irremediablemente en una insulsa compota con tal de no ver una colonia de gusanos progresar en la mesada de la cocina, donde está la frutera. No es que no comamos la comida, sino que compra demasiada.

Después de que mis hermanas mayores se fueron de casa, madre se sintió un poco más aliviada por no tener que hacer "la compra del gran capitán". Pero aún así, cada semana trae del supermercado suficiente comida como para alimentar a cuatro o cinco personas, y eso que somos sólo dos.

Empiezo a pensar que le tomó algún extraño interés científico a la cuestión de ver pudrirse a la fruta en la mesada y a la verdura en la heladera, de lo contrario nada más es que le gusta ver cómo se pudre la comida y listo.

La buena educación.exe


Me borró. ¿Lo podés creer? Ya está, lo borro y que se mate. Porque si borrás a alguien de tu Facebook es como matarlo en vida, hacerle un corte de manga, darle el piante o echarlo a la calle con los perros. Es como decirle “no estás más invitado a saber de mi vida”… O no.

Para todas aquellas personas que siempre pensaron que en Internet no hay reglas de convivencia, privacidad o respeto: sepan que se equivocan gravemente. Como en toda sociedad, en el mundo cibernético hay reglas básicas y tácitas que deben contemplarse sin falta, y no las enseñan las madres.

Hay cosas, como contestar un mail, que no pueden esperar: después de un mes (que es casi como una eternidad) es ser un colgado y no da. También está el famoso “mutis por el msn”, en el cual uno de los interlocutores decide ignorar al otro adrede, o tardar unos 15 minutos en dar una respuesta tan simple como “ok” o “jaja”.

Ese lapso de tiempo deliberadamente prolongado puede significar un sinfín de cosas, desde que el usuario se está “haciendo el interesante” hasta que el pobre infeliz tenía que ir al baño. Pero nunca lo sabremos a menos de que tengamos una camarita web conectada y monitoreando al receptor del mensaje.

Quizás las personas que son analógicas, por decirlo de algún modo, no entiendan a fondo lo que implica que una persona borre de su red social a otra, pero funciona casi como pasar la libreta de teléfonos de un año a otro. Ofenderse o preocuparse está a la orden del día: he ahí la paranoia del siglo XXI.

Para preguntas como “¿Por qué me borró?” o “¿Por qué no me ‘aceptó como amigo’?” sólo hay una respuesta: porque no se le dio la gana.Apesta que te hayan dejado afuera del club, pero pensándolo bien, ¿realmente querías estar ahí dentro?

Puede que sí y que te moleste que te hayan negado la membresía, pero bueno, tampoco es el fin del mundo (real al menos). Preocupáte seriamente cuando te encuentres cara a cara con esa persona y compruebes que se pudrió la onda.

Yo soy de las personas que piensan “en analógico” en ciertos casos. Por ejemplo, las discusiones, las disculpas y las emociones se expresan cara a cara. No da por MSN. O sea, a los 12 años podía estar bien para vencer la timidez, pero después de cierta edad… mejor puentear la PC y tomar un café en la esquina.

Hay otros hábitos que tienen que ver con la educación, como saludar en la sala de chat A veces, una persona entiende que al abrir una sesión de MSN tiene que saludar a los usuarios como si entrara a una casa. No merece la pena ofenderse si eso no ocurre o aplicar la lógica “no le voy a hablar hasta que me hable” porque, de hecho, es poco lógico.

Cuando alguien entra a una casa saluda, pero también lo saludan. Y cuando un usuario entra en MSN y tiene ganas de hablar con alguien, lo hace y listo. Obviamente se dan casos en los que la historia entre dos personas trasciende las barreras de Internet y entonces la subjetividad deja lugares grises que se prestan a confusiones que terminan en un “¿Por qué no me hablaste y listo?”, pero eso rara vez pasa.

En definitiva, las cuestiones humanas sobrepasan, inundan y ¿viralizan? las cibernéticas y lo que realmente importa es que nadie quiere ser borrado de una comunidad virtual porque les recuerda que también podrían ser borrados de la real.

No hay nada más incómodo que escribir con un teclado mojado

y con los ojos empañados por las lágrimas. No son de rabia, sino de tristeza.

Es casi imposible escribir de un tirón y en simltáneo todas las cosas que se precipitan por los lagrimales en forma de arroyo imparable (más desbordado que el Maldonado en día de lluvia). Es como que uno adquiere esa valentía idiota que le hace confesar lo indecible entre gorgojeos y susurros, con un hilo de voz aguda, desarmada.

Si Esteban Cronos fuera real, él me estaría diciendo que fui una vidente excepcional porque vi desde el principio cómo iba a terminar todo mal. Lo curioso es que me animé igual, pero claro, ¿cómo me iba a salir bien, si nunca practico? Me refiero a querer a alguien. No tengo ni la más pálida idea de como hacerlo, ¿por qué pensé me iba a salir bien de una?

Y la gente no es un block borrador donde se pueda hacer prueba y error. Las cosas no funcionan así, aunque ésta vez realmente quería enmendar mis faltas y curar los rasguños infligidos.




La canción de Fito se cuela en el post al sólo efecto de adormecerme un poco. Mi superyo me está rompiendo la paciencia. Ni catarsis se puede hacer en esta casa... ¿Dónde estaba? Ah, sí, en que no sé querer a la gente y cada vez que trato me sale mal, como era de esperarse.

Una lástima, porque una vez alguien me dijo que está lindo querer a alguien y que te quieran, pero parece que eso no está en mi libreto. El tema es que todavía no lo asumí. Cada vez que creo que ya lo tengo digerido se me ocurre probar de nuevo, con el resultado obvio: no está en mi libreto.

Paradójicamente, aunque intentara escribir una historia que con un final mejor que el de la mía, sé que no me saldría porque no la sabría construir.




Dicen que, a veces, escribir en un Blog es como un sincericidio (muerte x sinceridad) porque "lo puede leer cualquiera", pero como en este caso da lo mismo, y está claro que este Blog lo leen sólo 5 personas, me voy a dar el gusto de ser sincericida y sincera. Mis lágrimas me dicen que tengo el derecho y el tiempo dice que tengo toda la razón.

Así que, sin más preámbulos, la niña de carácter horrible lo hizo de nuevo. No fueron sus alter egos, ni una emoción del momento. No está enojada, está triste. Ésta vez quería querer a alguien y no le salió. También puede decir que fue una patada en el coolo de partedel Karma, pero ella piensa que fue su idiotez mundana y nada más.

Otra vez a guardarse los abrazos y comerse las lágrimas por terca, por no entender que el amor no es parte de su libreto.

My Umbrella ella ella ella e' e'!

Como en la canción de Rhianna, yo siempre mantengo mi paraguas abierto por si acaso hace falta refugiarse de la lluvia. Claro, que cuando brilla el sol se transforma en una sombrilla muy eficaz y no deja que me llegue la luz.

"Pará, no abras el paraguas antes de que llueva", le recomiento a Ch. Ella me venía limando la cabeza con qué iba a hacer o dejar de hacer en el caso eventual de que se dieran las cosas del modo en que, quizás, podrían darse...

"Miráme a mí", le explico, "yo siempre tengo el paraguas abierto, aún cuando no llueve, y eso es inútil (dije otra palabra, obviamente)". Y Ch. seguía con sus cavilaciones. "Con un paraguas abierto lo único que vas a lograr es tener una mano ocupada cuando quieras abrazar y encima vas a tener que preocuparte por no metérselo en los ojos", traté de resumir.

Además, las viscisitudes de un paraguas abierto cuando no llueve incluyen un súbito aislamiento (porque no todo el mundo va a entrar bajo el paraguas) y problemas con el viento en contra, que empujará para atrás el paraguas y podría romperlo. Como todo el mundo sabe, un paraguas roto es lo mismo que nada cuando llueve.

Y encima es frustrante que estuviera bien cuando no llovía, porque ahí sólo molestaba.

"Un mundo feliz", pero de veras

El 21 de septiembre fue el día de la primavera o del estudiante, como suelen llamarse, así que hice lo que cualquier otro no - estudiante haría: fui a visitar a mi abuela.

Después de un almuerzo simple y rico (unos exquisitos bifes a la criolla) mi abuela y yo descansamos un rato antes de salir a tomar un café. Cuando estábamos saliendo, mi inquisitiva abuelita me preguntó qué era ese libro que me había visto leyendo con tanta fruición en vez de dormir. "Se llama 'Un mundo feliz'", le contesté.

Por 40 años, mi abuela Silvia enseñó labores en varias escuelas públicas primarias de Buenos Aires (ella es tucumana), así que podía comprender mejor que nadie sobre la educación de mentes jóvenes, maleables, moldeables. No me tomó mucho tiempo explicarle qué había sido de la humanidad después de que los científicos descubrieran como hacer gente "en serie".

"Oye, si aquí dieron la telenovela 'El clon', como no va a poder ser cierto?", me preguntó de camino al café. No sé si le interesó el nombre del libro o el hecho de que le comenté que en él, la gente vivía teniendo sexo y no haciendo el amor, considerando al matrimonio como algo desagradable y a la madre como algo obsceno.

Lo cierto es que al llegar al café volvió sobre el tema. Mientras yo le contaba de la "era fordiana" y de lo que era considerado obseno (como el amor a una sola persona o ser parido por una mujer), mi abuela sonreía. Le mencioné también que la gente era configurada desde antes de nacer y que nunca podrían elegir ser otra cosa más que aquello para lo que habían nacido.

Cuando terminé mi escueta explicación, mi abuela, con sus 91 años a cuestas, sus dos maridos enterrados y sus amistades del alma esperándola en el otro mundo, me miró sonriente y me lanzó:

"¿Un 'mundo feliz'? ¿Qué tiene de 'feliz' si no se puede hacer lo que uno quiere? ¿Qué felicidad puede tener esa gente si no puede hacer el amor, enamorarse, ser feliz?"

El partido fue "un opio", pero Mamá Chan la tiene clara

Así se ve fútbol en mi casa. Hombres y mujeres enfermos de futbol abstenerse de leer.


Segundo tiempo del partido Argentina - Paraguay (que ya tenía un gol a favor)

Mamá Chan dice: "Poné uno de esos programas divertidos que ves vos en Mtv, si querés...", pero es muy tarde. La futbolera con cuatro hermanos varones y un padre enfermos de la redonda aflora y empieza el inusual relato.

Mafalda recolecta textuales. Mamá se percata.

- Bueno, después te dije que Maradona tenía que renunciar porque Grondona no va más. ¿Querés un poquito más? (busca otro plato de arroz y carne caldeados con verdura)

Minutos más tarde:
- ¿De dónde sacó Maradona a estos tipos? (imposible evacuar la duda de mamá)

- ¡Pero escribí más rápido que te perdés todo...!

***


Mamá Chan reconoce a los jugadores:

- Ahí está Tevez, ¿y dónde está Messi?- Mafalda Chan contesta: "En el campo de juego, desde que empezó el segundo tiempo".

- ¡¿El "Pupi" Zannetti todavía juega?! Escribí más rápido, ¿no sabés escribir en imprenta?

- (sigue) Mirá al árbitro... de atrás parece un muñeco.

- (sobre un jugador paraguayo que se retuerce en el césped) Mirálo, sigue haciendo teatro. Idiota. Se tiró - dice mamá Chan. "Sí, de palomita", contesta Mafalda Chan.

- Lástima que no es una pileta, es una cancha de golf....... Escribílo. Eso es bueno.

- (sobre una falta cometida por un jugador paraguayo sobre Carlos Tevez) ¡Eh! ¡No me lo rompan a Tevez que estamos fritos! (el árbitro cobra la falta) Ah, menos mal, este muñeco...

Minuto 7, 54", Juan Sebastián Verón es expulsado del partido. Frases varias de Mamá Chan y Mafalda son completamente irreproducibles.

Mafalda mira su plato: "no quiero más".
Mamá Chan contesta: "Devolvélo a la olla, ¡si no lo has tocado!"

- (defesa argentina decide actuar) ¿De costado? Mirá si Heinze va a meter un gol de costado- Mafalda intercepta: "mamá, ese es nuestro arco...

Mamá Chan hace la pregunta de la Quintaesencia: ¿Por qué Messi cuando juega en Europa es un campeón...? (Mafalda: mutis x el foro).

Sigue el reconocimiento de los jugadores:

- ¡¿"Cago" se llama?! -

Mafalda Chan contesta: "Ggggago"

- Pero por como lo pronuncia parece como si se llamara "Cago".

- Encima es un opio este partido... ¡¿Lo expulsó a Verón?! (comentario registrado en el minuto 22 del segundo tiempo)

Mafalda Chan admite: "Tenés razón, ma, parece que dijera 'cago' en vez de Gago"

- (el partido sigue estrepitósamente malo) Que la Argentina, tantas veces "casi campeón", esté así por culpa de Maradona...

Mafalda interrumpe: "por Maradona también estuvo cerca del éxito... ¡El mundial '86...!

-¡Con "la mano de Dios"! Eso no es "fair play", no cuenta. Demasiada paciencia le tuvo el mundo.

- (aremete una vez más contra el árbitro) Es desagradable ese tipo. Te mira con unos ojos que parece que te va a torturar.

- (durante un cambio de jugadores de Paraguay) ¿Benitez es és este? Mirá el pelo de señora que tiene...

- ¿Quién es "la Pulga"? (minuto 37, 15")

- (Mamá Chan sigue sin entender la pronunciación del relator del partido) ¿Es "Perón" directamente? (se refiere al paraguayo Darío Verón)

- (sobre el arquero paraguayo, que se golpeó duramente pero siguió jugando) Está muy lastimado pero "abaraja", no? Atajando, digo.

- (minuto 43, último corner) Mirá que llamarse "Perón", ¿es un hijo de (Juan Domingo) Perón que quedó por ahí? Mirá si tiene uno en Panamá... ahí la conoció a "Isabelita"... (Mafalda, mutis x el foro)


Final del partido: Argentina 0, Paraguay 1

El equipo guaraní anotó el gol de la victoria durante el primer tiempo, mientras que la selección nacional quedó condenada al repechaje.

Enrique Macaya Márquez acota: "Hay que corregir muchas cosas". Mamá Chan responde enfática:

-Sí, a Maradona primero. Hay que ser boludo para perder por 1 a 0.



No hay misa que ayude: la línea directa a D10s dio ocupado

Ellas quieren ser madres, ellos quieren ser padres, todos queremos ser hijos

La familia no es lo que era. Antes era más fácil porque aunque se tratara de los Campanelli las opciones eran limitadas: padre, madre, hijo, hija, abuelo, abuela, tíos, tías, primos y primas. Ahora están mamá y mamá, y papá y papá. Y también está mamá sola, y papá solo. Y qué bueno que están, porque si no estuvieran no habria nadie para llamar "familia".

Pero en el medio del enternecedor escenario, paro a reflexionar en una arbitrariedad que siento sexista: ¿por qué es que a la hora de ilustrar notas sobre las familias de padres homosexuales se usan sólo fotos de hombres? Ésta reflexión surgió a raíz de la noticia sobre la posibilidad de parejas gay uruguayas de adoptar hijos.

Que nos pongamos puntillosos para separar entre "gays" y "lesbianas" cuando en realidad el término aplica a ambos sexos es una cosa, pero que encima obviemos el hecho de que a veces ellas también  necesitan recurrir a la adopción para tener una familia me parece un poco mucho. Claro, que al menos en el caso al que me refiero HAY una ilustración, porque en el resto de los diarios consultados no había.

N. C. N.

No cuesta nada

Hay cosas en este mundo (la gran mayoría) que nos van a costar siempre, ya sea tiempo, plata o esfuerzo. No es de extrañar que a esas cosas les demos más valor que a las que "vienen fácil". Pero hay veces que las cosas que son más fáciles tienen tanto valor como las que cuestan.

Por ejemplo, no cuesta nada reírse.

Aún cuano la situación amerite el enojo y no la risa, no cuesta nada buscarle la vuelta para poder hacer una suerte de fotosíntesis y transformar el dolor o la rabia en energía positiva. Sé muy bien que no es fácil, pero con un poco de práctica da resultados muy buenos.

No cuesta nada pedir un favor, ayuda o dar las gracias. Formalidades aparte, no hace falta descargarse con las personas porque uno esté teniendo un mal día (o año). Me repito este punto cada mañana... a veces se puede, a veces no.

No cuesta nada llorar. Desahogarse. Sacarse el ahogo y liberar las neuronas de la tensa húmedad. Llorar a solas es fácil y limpia el organismo. Sin embargo, llorar en el hombro de otro hace todavía mejor, pero tiene un precio extra: la confianza.

No cuesta nada confiar en el otro. Mirarlo a los ojos y darse cuenta cuándo la gente está siendo honesta. Cuándo está permitiéndote entrar a su vida y cuándo es mejor no hacerlo.

No cuesta nada dejar entrar en la vida de uno a las personas, aunque después se vayan. Dejarlas ir es más difiícil, pero algo me dice que de todas maneras esa decisión no corre por nuestra cuenta. Siempre es fácil dejarlas entrar, y sólo a veces es duro dejarlas ir.

No cuesta nada hacer el bien. Bancarse un par de mascullones con tal de ayudar a quien lo necesita. Si no lo hiciéramos, todos estaríamos como parados solos en una isla. No cuesta nada romper la burbuja invisible que nos divide.

No cuesta nada hacer las cosas bien. No cuesta nada al espíritu, pero sí cuesta trabajo. Lo que pasa es que el valor de la satisfacción es tanto mayor que el volumen de trabajo...

Audio mientras escribía: Everything is (falling into place), Kevin Johansen

¿Por qué pensaron que íbamos a salir bien depsués de crecer viendo ESTO?

Yo también me mataría si trabajara acá:

http://www.youtube.com/watch?v=UVmypyg6e54


Un clásico que nos marcó para siempre:

http://www.youtube.com/watch?v=VyBMymSlA-A


De pie, por favor:

http://www.youtube.com/watch?v=LVHNRJjrBws

Y!!!

http://www.youtube.com/watch?v=IlksXTEsyEI


Reitero la pregunta: What the F***?!

De yapa:

http://www.youtube.com/watch?v=5AFasYNOifk



**Fin del mensaje**

¿Por qué me hacen ver ESTAS cosas?

Esas raras, rarísimas animaciones que se encuentra uno en YouTube (sin querer a veces... ¡otras simplemente te las pasan!)



Aquí, una de mis favoritas: http://www.youtube.com/watch?v=ugeztWg-RCI

¡Top Five de Laura Aceto!

Perras, putos, ¿creyeron que me había ido? Nada de eso. Queda mucha más cabronería con un toque extra de estrógeno.

***

Primero lo primero: ¿20 años, 18 y 2? Sí... 2... a una de las personas que más debería haber sentido el cimbronazo, pero no. Tampoco hubo condena para quien por entonces dirigía la batuta en este bello circo porteño. No hubo tal maremoto de Justicia, ni habrá bálsamo de piedad sin condenas que sean firmes.

Aunque hayan pasado 5, 10 o 15 años. Aunque sea el dueño de un boliche o la cabecilla de una célula terrorista. Ni olvido ni perdón, y basta de impunidad. Hoy me dieron 194 razones más para putear contra la supuesta "Justicia" de este país. Se suman a las 85, que se suman a las miles de cada día. Y van...

***

Dicho lo cual, voy a lo mío:

Top Five de excusas que hombres y mujeres anteponen para dejar de ver (sentimentalmente) a alguien

(redoblante, por favor)

Ellas dicen...

1) "Estoy confundida, no sé qué quiero..."
2) "Todavía estoy enganchada con mi ex"
3) "Perdón, no sos mi tipo"
4) "Creo que prefiero a las mujeres"
5) "Te quiero, mucho, pero sólo como un amigo"


Ellos (me dijeron que) dicen...

1) "No estoy listo para una relación"
2) "Sos demasiado buena para mí"
3) "Es una cuestión cultural... no estamos buscando lo mismo"
4) "Necesito espacio, estás afisxiándome"
5) "Estás loca"

Laura Aceto dice:

- Entre tantos maniáticos y tantas histéricas quedamos todos en número impar.


**Fin del Mensaje**

¡Fin del Experimento!

You Toube lo hizo de nuevo.

Así es: por cuestiones de Copyright (derechos de autor y otras yerbas), el sitio de Internet sacó de circulación en sólo 9 días el video de Carla Bruni que había posteado. Ahora bien... la chanteusse en cuestión está casada con el retacón cara de gnomo de Nicolás Sarkozy, o sea, el presidente de Francia, también conocido como "Sarcoma" (eso lo agregué yo).

Realmente no me figuro cómo a la Primera Dama de Francia se le puede mover uno de sus pajosos pelos color zanahoria (que enmarcan sus preciosos rasgos europeos... ok, hay un poco de envidia) sólo porque YO, unas sudaca desde el otro lado del mundo, quiera postear su videíto de cuando no era más que una modelo demasiado vieja para desfilar que terminó siendo una cantante demasiado ronca para cantar (ok, sí me gustan las letras).

Conclusión del experimento... You Tube me tiene la paciencia colgada (eso fue un acto fallido...quería poner "colmada", pero igual el término da).

¿Alguna vez notaron como...

...siempre que alguien pregunta 'cómo estás' uno siempre contesta 'bien'?


Piensen la siguiente secuencia:

- Hola, Juan, ¿cómo estás?
- Hola, bien. ¿Vos?
- Bien. ¿Cómo te fue en la reunión de trabajo?
- Me despidieron.
- Uy, ¿y tu mujer qué dijo?
- Nada. Me dejó.
- ¡No! Quedaron solo el perro y vos...
- No, Toto se me murió.

***

Claramente, el infeliz de "Juan" NO está bien. Primero contesta que lo está, y después detalla exactamente cómo no lo está. Se podría decir que llega a mentir a causa de un esquema preestablecido y socialmente aceptado de cómo debería iniciarse una conversación.

Probablemente llamaría la atención, y hasta alarmaría, el acercarse a alguien para preguntar un simple "¿Cómo andás?" y que la respuesta sea un escueto "Mal". No es la respuesta esperada, aunque a veces corran las lágrimas por los ojos del "Juan" de turno.

Por ejemplo, en los velatorios no es raro escuchar la estrambótica pregunta "¿Cómo te sentís?", a la que sinceramente contestaría "¿Cómo crees que me voy a sentir, sabiendo que mi abuela es carne para gusanos?" A veces me parece que algunas convenciones sociales no pegan...

Todos los días hay nuevos desafíos que ponen a prueba nuestra buena fe, y nuestro sentido del humor. A veces, terminamos de mal humor y de la cabeza nos sale humo. Entonces, si alguien de buena voluntad pregunta "¿Cómo estás?", es casi un pedido desesperado para que le pateen la cabeza en vez de contestar un "bien" estandarizado.

¿No sería mucho más fácil que la gente no se espantara frente a un honesto "estoy triste, mal o cansado"? Puede que no sea tan agradable como un "bien", y que de pie a una charla poco "de salón", pero al menos es honesto.

Quizás exagero, o desvarío por el sueño, pero la secuencia "Holacomoestás" / "Bienyvos" no me cierra del todo.

Manifiesto revisado de Esteban Cronos, el administrador del Tiempo

¿Es normal o esperable que, después de un tiempo, quieras reescribir tu propio texto? Estuve releyendo algo y quise hacerle cambios.

Con ustedes, Esteban Cronos (la parte revisada está en itálica)

En lo que dura un suspiro, las cosas pueden cambiar. Éso lo puedo decir con toda certeza. Un espíritu viejo puede habitar un cuerpo joven, y viceversa. Ésa es otra cosa que también puedo asegurar.

Cada día, cada nuevo amanecer viene envuelto en misterio y con una enorme carga de imposibles, y de posibles. Ahora que lo pienso, los años no enseñan nada: es el hombre quien aprende a través de los años. Traducir al lenguaje de los humanos lo que el Universo habla en su lengua madre desde hace una eternidad lleva toda una vida, quizás más.

No es raro que haya muchos que crean que ya lo entendieron todo, que ya han "vivido la vida" y se jacten de haber acumulado suficiente experiencia para escribir una enciclopedia o un manual para los considerados inexpertos.

Pero el tiempo es un arma de doble filo. El reloj de arena estrangulado al medio puede albergar la misma cantidad de arena en ambos extremos. Lo tengo en cuenta porque sé bien de lo que hablo. Todo el conocimiento que se logra descifrar a un idioma es obsoleto casi desde el mismo momento en que un ser humano se lo puede explicar a otro ser humano. Y a nadie le sirve la información obsoleta.

Para la generación de hombres que descubrió que algunas reglas y disposiciones sociales eran innecesarias, éste descubrimiento fue de suma importancia, pero para la generación siguiente fue una obviedad. Cuando un hombre comprende lo que él considera "los grandes misterios de la vida", se da cuenta de que se le fue mientras buscaba las respuestas a sus preguntas.

Mi nombre es Esteban Cronos. Soy el administrador del tiempo. He visto todas las eras y he encauzado todos los destinos. Sé lo que pasó, lo que pasa y lo que va a pasar. Yo no creé el universo, sino que dosifico su existencia. Alguien más se encargó de crearlo (yo también fui creado por ese Ser), y es otro quien se encarga de hacer y deshacer en la vida de los hombres.

Pero aunque a mí nadie me reza, todos me imploran. Si bien no pertenezco a nadie, todos tienen su propia manera de tomarme. Tampoco tengo voz, pero todos están atentos a mi veredicto. No camino, pero todos quieren ver lo que dejo a mi paso. No le puedo enseñar nada a nadie, sin embargo, todos aprenden conmigo.

No soy humano, pero tengo que confesar que ésta especie es la que más me atrae. Debe ser porque es la única que se ha dado cuenta de que existo.

Para ser honesto, mi relación con los hombres es por demás conflictiva. Esto se debe a que ellos no consiguen entender quién soy en realidad. Ellos creen que soy su "Señor", su juez; por alguna razón llegaron hasta a endiosarme alguna vez.

Si le preguntan a los hombres que son antiguos para los hombres, Cronos es mi nombre. Decidí usarlo porque me gustó, lo mismo que el nombre Esteban. Pero otros hombres me llamaron "tiempo", a secas, e idearon palabras para referirse a mí: tiempo, time, temps, las opciones no siempre son muy variadas.

Es halagador, en cierto modo, la forma en que inventaron mi figura. Me dieron una cara, un cuerpo, un nombre. Me dibujaron y esculpieron, la mayoría de las veces con las características de un hombre viejo: barba tupida y larga, ojos hundidos y la espalda encorbada, como si llevara algún peso sobre ella.

Yo nunca tuve nada de eso hasta que ellos lo crearon. Sí, debe ser por eso que me gustan los seres humanos. Aunque otras veces se contradicen a sí mismos. En algunas ocasiones se ponen en mis manos y confían todo su futuro en mí, y en otras se rehúsan a aceptar mis disposiciones porque dicen que soy tirano. Es cómico: ellos dicen que yo soy un misterio y yo digo lo mismo de ellos.

Lo que es seguro es que no soy un tirano, porque ése es el rey que se ha enviciado con su poder, y yo no tengo corona alguna. No soy juez ni redentor, simplemente existo.

WATT PASS?

Secuencia #1

Exterior. Día. Calle.

Esquina de Jean Jaurés y San Luis. Un HOMBRE de unos 25 años, vestido con pantalón largos y campera. Pelo corto, castaño. Trae sus llaves y un papelito en las manos; las llaves caen al piso. El hombre se agacha al tiempo que suelta el papelito y recoge sus llaves. Una MUJER ve la caer el papelito al piso, lo señala y dice: "Se te cayó esto". El hombre la mira, sonriente, y responde: "No, está bien, eso no sirve". Da media vuelta y cruza por la calle Jean Jaurés. Deja atrás su papelito en las baldosas y a una mujer anonadada.

***

Secuencia #2

Interior. Día. Casa.

Cuatro mujeres sentadas a la mesa, en una cocina. Tres son morochas y una es rubia. Tres tienen alrededor de 25 a 30 años y una ronda los 60. Hablan entre ellas. Están vestidas con pijamas, toman café con leche. Una MUJER se levanta y anuncia: "Voy a cambiarme". Se dirige al baño de la casa y 15 minutos más tarde reaparece en la cocina, vestida con jeans, remera verde y un sweater bordó. Se despide del resto de las mujeres, que ya se levantaron de la mesa y están poniendo orden. Dice: "Gracias por todo. Me voy ya". Después de que se va la mujer, una de las mujeres se dirige al mismo baño, donde encuentra los cabellos rubios de la invitada en el lavatorio.

***

¿Digo yo, a la gente le costará mucho ser un poquitito más civilizada?

El juego que vino de la URSS para idiotizar al mundo (y nos encanta)

Esto saldra antes del leer mas

Esto saldra en la pagina al pulsar leer mas

De la mano de la firma japonesa Nintendo, que quería lanzar al mercado mundial un dispositivo personal para juegos llamado “Game boy”, Pajitnov comercializó por primera vez su invento, que llegó a tener 75 plataformas diferentes, aunque sólo 59 están disponibles.

En los primeros días se podía jugar con la ayuda de las flechas de direcciones del teclado y el usuario se podía pasar horas acomodando bloquecitos en una estrecha pantalla negra, con una música de fondo y cada vez más rápido.

Hoy en cambio existen versiones en tres dimensiones, a color e incluso con diferentes gráficos, como para innovar un poco. Con soldaditos, con bloquecitos, con pelotas, con lo que sea.

Aún así, la gracia del juego sigue siendo la misma y el apremio de los aficionados por ubicar las piecitas también. Incluso Pajitnov y su socio, Henk Rogers, que hizo la conexión con Nintendo, están pensando en organizar un campeonato internacional de Tetris para el 2011.

¿Quién se anota?

Mientras tanto, a divertirse con las locas versiones del popular juego:
Diablo Tetris (El Tetris de la Edad Media)
Pootris (El Tetris escatológico)
Tetris de campaña (Con soldaditos polacos)
Tetris original (Versión de 1989)
>

Jason Mraz - I'm yours

To win some or learn some - our name is our virtue - it's our God forsaken right to be loved, loved, loved...



¡No quiero tener un Facebook!

Fotolog, Blog, ICQ, Msn, IRC, Facebook, Twitter, Sonico, Hi5, Orkut, My Space, You Tube, Second Life, Small World....................


...y la lista sigue sin parar. Lo único que yo digo es: todos están ahí, disponibles para integrarme a la maravillosa comunidad virtual mundial, pero... ¿Y si no tengo ganas de estar "integrada"?


Una compañera me comentó hace un tiempo que ella se había hartado de la red social Facebook. Más precisamente, del puterío que se forma alrededor de la dudosa privacidad que ofrece el formato del sitio (un "chusmerío virtual", como diría una amiga).



Como ella, otra amiga y otro compañero de trabajo cerraron sus cuentas en la comunidad virtual que empezó siendo estrictamente para universitarios y terminó por ser un caldo de cultivo para PNT.


Ellos no le vieron el punto a ventilar todos su agenda de contactos, familiar y sus datos a personas que no son verdaderos "amigos". Error #1 del sitio... bastardear la palabra "Amigo" impunemente.


Sin embargo, yo todavía no puedo desistir del todo de mi cuenta en FB. Y esto no es un descargo propiamente contra el sitio creado por el norteamericano Mark Zuckerberg y fagocitado por Gô.ôgle/Multivac.


Me gusta poder contactar nuevamente personas que no veía hace mucho tiempo, me parece muy práctica la función para compartir fotos... siempre y cuando los álbumes sean "privados" y las pruebas de la jarana del sábado no terminen a la vista de contactos laborales.


Lo que me lleva al siguiente punto de la cuestión: no sólo se bastardeó la palabra "amigo", y se creó un torrente incontrolable de chusmerío, sino que además las comunidades se abrieron a toda clase de contactos, desde compañeros de trabajo, jefes o profesores hasta personas que se conocen aleatoriamente.


A raíz de este fenómeno, tengo que cuidarme de qué foto subo, qué mensaje pongo en el muro de otro usuario o qué hace mi mascota virtual, Gordi Gordon (¿?)


Reconozco que todo esto es difícil de hacer si cada 5 segundos se acualiza mi "mini - feed" para decirme que Fulano eligió a Batistuta como su ídolo argentino en la liga italiana y que Mengana hizo 587 puntos en el Pirat vs. Ninjas y ya es más o menos la capitana del navío (sólo para entendidos... Facebook es sectario).


En el fondo, tengo que reconocer que mi relación con la tecnología, y más específicamente con los sistemas de comunicación "persona a persona" por Internet, es de amor - odio. Amo como une a la gente, pero odio que la acote, limite, o mutile toda posibilidad de interacción "en vivo y en directo".


Y estoy harta de Facebook y su chusmerío.

No malgastes a la gente

Las personas no son objetos que puedan usarse, tirarse, gastarse o cambiarse. Sin embargo, pueden mal gastarse su tiempo, sus sentimientos, su buena voluntad, su inteligencia o lo que tengan para dar -y decidan dar.


Puede ser un jefe no valora a sus empleados, o un hombre que no valora a la mujer que tiene al lado, o quizás una persona no logra ver el valor incalculable de la amistad honesta de quien la acompaña.


Cuando uno no hace mérito suficiente para estar a la altura de las circunstancias (¿lo habré escrito bien?) tiene dos opciones:


a) Se toma una pastilla de "Crecidol Concentrado +" y pone empeño en lo que quiere con la otra persona (los trabajos no se sostienen solos y las parejas, familias y amistades tampoco). De hecho, yo pienso que la gente no cambia: a lo sumo madura, crece.

Advertencia: al elegir ésta opción puede pasar que sea tarde y no sirva de nada... no importa, crecer no está de más y las metidas de pata de hoy son sabiduría para mañana.


b) Te jodés. Así de simple. Ajo y agua. Y de nuevo sirve la advertencia de la opción a).


Claro, las opciones son limitadas y para nada promisorias, pero al menos son realistas, que es mucho más de lo que se consigue en otros casos.


Voy a tomar éste párrafo para escribir sobre mí (para algo es mi Blog, ¿no?) Resulta que estoy aprendiendo a no malgastar a la gente. A no cagarme en sus expectativas, a no fallar en los compromisos, a decir sin más rodeos qué mierda quiero.


No espero lo mismo del resto. La vida es de a uno: Se puede unir a la de otro, pero nunca confundir. No sé qué hará el resto, pero yo estoy determinada a no dar más vueltas y a decir qué quiero, porque si me va a ir para atrás de cualquier manera, al menos así voy a hacer mi "descargo".


Después de todo, cada uno tiene derecho a hacer de su coolo un candelero.


No siento que me exponga de más si digo lo que pienso, y no me voy a morir "si sale mal". Al menos ésta vez voy a saber que dije lo que pensaba y no lo contrario. Matar las contradicciones es matarse un poquito, pero el alma tiene de bueno que se regenera (ésa es otra teoría, pero no la voy a explicar hoy porque voy a sonar como faquin' Osho).



A lo que voy con este post:


Malgastar a la gente es: detectar a una persona con la que se podría construir algo y sistemáticamente bochar todas las posibilidades. Por vagancia, por desencanto, por nervios o miedo, o simplemente por no dar el brazo a torcer (ah, éso es ser estúpido).


Lo peor que le puede pasar a una persona no es que le vaya mal, que lo echen del trabajo o que lo dejen... es que no se haya movido para conseguir lo que quería, o que no haya hecho nada para evitar que todo se cayera.


Kindess is timeless... love is so easy to give... / Anoche me reencontré con un CD que pensé que había perdido. Tiene una canción con los versos de recién: "La bondad es atemporal, el amor es muy fácil de dar".

Amar la vida y lo que uno hace con ella es más fácil si se lucha para darle la forma que se le quiere dar, con la gente, las cosas y los trabajos que se quieran, y en el lugar del mundo al que uno le pueda llamar hogar.


Eso es más o menos el concepto de no malgastar a la gente: si te dan una oportunidad, no la pierdas, boluda! Y si no salen las cosas como uno quiere... algo es algo, que no es lo mismo que nada, y no tiene por qué serlo todo.

AC*

La Perla - Rubén Blades y Calle 13

¡BASTA de Michael Jackson!

No niego que haya sido un cantante y bailarín de la ostia, pero, ¿no será demasiado? Pero aunque fue un verdadero artista… también fue un loco de mierda, que me perdonen los fanáticos.

El punto es que se murió hace casi una semana. Pasaron 6 días y el mundo entero todavía está atónito, mientras los canales de música siguen regurgitando videos musicales, viejas entrevistas y especiales para rotación frecuente.

No es que no reconozca al genio detrás del freak… para ser un genio hay que ser un freak. Pero aún así, creo que es un poco excesiva la cobertura de todo lo que pasó después de la sorpresiva muerte de Jackson.

En realidad, aunque usualmente no me interesan las vidas privadas de mis artistas preferidos (y Jackson lo era…) en el caso del llamado “Rey del Pop” no deja de darme vueltas la idea de que pueda ser cierto que abusó de esos chicos.

Incluso después de enterarme que una de las víctimas había salido a decir que al final no eran ciertas las acusaciones, no puedo dejar de mirar a Jackson como un espécimen raro. A veces “raro bien” y a veces “raro mal”.

Pero al margen de eso, trato de adoptar una postura más objetiva: entiendo el interés y la curiosidad del público… se llama morbo. No nos engañemos. Eso es lo que más nos gusta de todo esto.

Más y más incógnitas se agolpan una sobre otra cada día que pasan:

¿Por qué se murió? ¿Estaba endeudado? ¿Se drogaba? ¿Por qué se volvió blanco? ¿Cómo llegó a tener a sus tres hijos? ¿Eran ciertas las acusaciones por abuso a menores? ¿Por qué dejó a su padre, Joe, afuera de su testamento? ¿Su ex mujer reclamará la tenencia (y la pensión) de los tres “michelitos”?

Y lo más importante: ¿Cómo mierda hacía el “Paso lunar”?

Realmente abundan los misterios alrededor de la muerte de Michael Jackson. Eso no debería extrañar a nadie: llevaba 40 de sus 50 años de vida en frente a las cámaras, haciendo el show y cambiando de estilos, de estética, de música...

Palabras o frases que jamás entenderé por qué se usan tan mal

"Use sólo una": Con la mano en el corazón... ¿a quién le bastó una sola toalla de papel para secarse las manos en los baños públicos? A mí seguro que no. Y sé no soy la única, lo comprobé más de una vez.

Me siento especialmente estúpida cuando me encuentro frente al espejo del baño de restaurante y me veo tocando dos guitarras en el aire, o aleteando como gallina, o lo que suceda primero. Una sola no sirve. Dos mínimo.


"Estamos embarazados": No, no y no. Ella está embarazada y USTEDES están esperando un hijo, pero te garantizo que en el momento en que ese útero se destape y empiece a salir líquido amniótico, la única embarazada va a ser ELLA!

El que va a recibir una agujota en la espina con drogas para el dolor no va a ser él, así como tampoco fue él quien soportó meses de incomodidad, expansión notoria del cuerpo, etc. No jodamos. No es lo mismo.


"Aguárdeme en línea": MMMm..... ¿Qué tal si mejor no me guardo en ningún lado y me mantengo en la línea, o me quedo en ella, esperando a que vuelvas al teléfono? No sólo suena raro, suena ajeno al castellano rioplantense. Dá medio "Chavo del 8".

Ahora que lo pienso, la frase "mantenerse en línea" me suena a estar a dieta y la frase "quedarse en línea" me hace acordar a estar parada en la línea del arco, en una cancha. En todo caso, ¿no podría decirse "espere un momento" o "No corte, por favor"?



"¿Te hago una consulta?": Mirá, la verdad... no soy ni médica ni abogada, de hecho, no tengo si quiera un consultorio para que me consulten nada, y no trabajo en una consultora tampoco. Pero si querés preguntarme algo, no tengo problema.

"Te hablo desde el respeto": No, si me vas a estar hablando desde el Carajo. Mejor todavía, andá y habláme desde la Mierda. Porque se habla CON respeto o sin él. El respeto es una actitud, un valor, una cualidad... No un barrio porteño. No se habla "desde" ahí.

"Sos un facho": No, no soy facista. Soy hijoeputa, cretino, un pe****do, un idiota, necio, irrespetuoso, discriminador, soberbio, desagradable, dañino, inútil, disolvente, un vago que lo único que hace es mirar lo malo en el resto y nunca mis propios defectos... Pero NO soy facista.

"¡No te enojes!": Si no querías que me enojara, hubieras pensado antes de hablar. Claramente, lo que querías decir lo dijiste. Atenéte a las concecuencias.

"Relajáte": ¡¿NO VES QUE ESTOY RELAJADA?!

Digo yo, ¿qué espera la gente cuando, en el momento de máxima ebullición de una crisis, te pide que te relajes...? O lo que es más, ¿por qué te piden que te relajes, cuando es obvio que buscan algún tipo de reacción belicosa para su divertimento?
__

Faltan más ejemplos... pero los tengo que pensar...

Dos días en la vida nunca vienen nada mal, creo poder captarlo

Me rindo. A la mierda con todo. Hoy es mi primer día, si tiene que serlo. Al menos ya no me queda la duda, no me queda este arrepentimiento. Ésta vez lo aprendí. Ésta vez no me hago la viva, no miro para otro lado. Y no estoy mintiendo.

You Tube, I Tube, you tube again!

So there I was, browsing for some Taylor Swift bubble gun smelling, droopy eyed pupp, sorry, pop music, when all of the sudden You Tube Almighty smashed a very corporate-friendly: "This video is not available in your country" sign upon my face. It made me think "G's, thank you, Mr. Internet, for being so boundry free!"

I went on to look for some other non-corporative, absolutely pure and virginal artist, and do you want to know what happened after I was also refused any Miley Cyrus vids, Vanessa Hudgens (supposedly fake) sex vid and -so help me Gosh, or Disney- the Jonas Brothers tour clips? Nothing, I just sat there, staring at corporative You Tube bullying me simply because I live in the vast Universe of countries where those vids are "not available".

To be honest, I'm not surprised at all: everytime a particular site or network gets big enough it becomes a green fertile field for publicists seeking new masive -and cheap- ways to promote artists. It also becomes the perfect place to advertise products, again, almost for free. Basically, I think Facebook, Fotolog, Twitter, You Tube and Blogs (yes, you!) have become the hotline for all kinds of marketing strategy.

Brilliant for buisness, yet frustrating for users: see, this particular time I was tring to see a *sigh* Jonas Brothers' vid, but what if I had been trying to brows some real music? Maybe I should be more flexible and begin to listen to You Tube promoted artists, but must I remind you -from down the hole, in Argentina- that the actual meaning of the site's name implies that the user could pick their own vids, any vid?

One thing is for sure, I will not take a "This video is not available in your country" for an answer the next time You Tube denies me my Roxette vids! (???)

Tengo ganas de bloguear sobre:

- El otoño de los mediáticos. ¿Existe un "Plan de jubilación de mediáticos" caídos fuera de cámara? Me refiero a las personas que pasaron décadas sobre las tablas, viviendo de un glamour que resultó ser un traje de lentejuelas alquilado. ¿Nostalgia, decadencia o simples rebusques para la vejez?

- Mosquitos de m. ¿Será posible que bichos tan chiquitos tengan atemorizado a todo un país? Respuesta: sí, porque en vez de prevenir, curamos. En este caso, la técnica puede fallar.

- Un portazo (que confío en que no será definitivo) me hizo darme cuenta de que aunque una le entregue el todo por el nada a una relación sentimental... a veces se puede quedar con nada. Desde afuera (como es de suponerse) el obstáculo se ve superable. Sólo el tiempo y los protagonistas sabrán como sigue la historia.

- ¿Por qué oscura razón algunas personas piden que las "aguarden" en línea en vez de que la esperen y quiere hacer "consultas" en vez de preguntas? Ese raro, raro, idioma castellano (neutro).

Con tanto para decir, ¿qué digo primero?

Creo haber visto un Aleph

Eran casi las 4 de la mañana, o quizás el reloj se acercaba a las 5. Yo estaba acostada en mi cama, dormitando, esperando a caer en el sueño para librarme del continuo revoloteo de un mosquito en mi oreja (sí, había mosquitos a pesar del frío).

De repente escuché lo que parecían ser voces, susurros a escondidas, ruidos leves de llaves, o de algún tipo de cerradura cediendo. En seguida me desperté -o por lo menos eso creo- y entreabrí los ojos para ver quién reptaba por el pasillo de mi casa, cuando de repente ví una luz, como el foco de una linterna de mano, frente a la puerta de mi cuarto.

Una ráfaga de frío me entumeció los brazos y piernas, dejándolos como si estuvieran dormidos: duros y pesados. La luz avanzó por el pasillo hacia el cuarto contiguo, donde duerme mi madre, y desapareció. Cerré los ojos con fuerza, y con la devoción de un chico chiquito empecé a rezar. No volví a escuchar ni voces, ni a ver luces.

Final Alternativo:

Esta mañana, fui al cuarto de mi madre y me recosté a su lado. Tenía los ojos cerrados, y el semblante lleno de paz. Habían llegado justo a tiempo.

Final Real:

Esta mañana fui al cuarto de mi madre y me recosté a su lado. "¿Leíste anoche?, me preguntó, y cuando contesté que no me replicó: "Pero alguien prendió una luz a eso de las 5 de la mañana, yo pensé que habías sido vos".