El secreto detrás del éxito de Gastón Pauls

Ya no es un pibe, y menos todavía un galán de telenovela. Y le va mejor que cuando intentaba enamorar a Nancy Duplaa en Montaña Rusa. Ahora, Gastón Pauls admitió: "Los que me conocen saben que soy muy paranoico". A partir de ese momento, la verdad lo hizo libre, y nadie está en su contra.

Primero fue un galán en Montaña Rusa, después, un “ser urbano” sensible con ganas de abrazar a sus entrevistados, y hoy se ríe de su propio cliché: un actor que vivió mejores épocas. Lo que nadie sabía hasta ahora es que el título de su exitosa serie, "Todos contra Juan", esconde su paranoia.

Según dijo Pauls antes de que se estrenara, el programa era “una bosta total” que nadie iba a querer ver, un producto fallido de su productora, Rosstoc, que él mismo iba a protagonizar, y que iba a ser levantada a los dos capítulos. Pero aunque le costó conseguir la atención del público, la serie se ganó un lugar entre los nostálgicos que extrañan la televisión de los noventas y los que se ríen de ella.

Eso sí, él jura que es el “el personaje más serio” que hizo hasta el momento, según le confesó a la revista Rolling Stone. Todo surgió a partir de la crisis paranoica que tuvo días antes del estreno del show, cuando iba en su auto (un Peugeot 206, no se van a creer que era la gran cosa) junto a su mujer, la “no – tan chiquitita” Agustina Cherri, que estaba todavía embarazada de la hija de ambos, Muna.



“Me agarró tal ataque de nervios que colapsé”, contó Pauls a la revista. “Me bajé y empecé a patear el auto y a gritar. ¿Sabés qué gritaba? Me lo contó Agus después... Gritaba: '¡Me van a matar! ¡Los críticos me van a matar!'.", relató. Al principio tuvo razón, pero al público le terminó gustando la idea de un perdedor que no se rinde. Vaya novedad.

Después de años de poner cara larga y narrar con voz apesadumbrada sobre las pequeñas tragedias cotidianas de sus entrevistados en programas como “Ser urbano” o “Humanos en el camino”, Pauls volvió sus ojos melancólicos hacia él mismo, pero para reírse de su propio personaje, Juan Peruggia.

“A mí me hace reír el humor que empieza por reírse de uno mismo; capaz que eso es raro en un país donde la costumbre es reírse del otro. Pero yo no tengo miedo de ridiculizarme. Lo que estoy contando en 'Todos contra Juan' es muy trágico, es muy triste: la necesidad de éxito, la necesidad de reconocimiento... es algo muy triste”, contó el actor. Por suerte, él logró capitalizar la pateticidad, y Juan Peruggia entró este año en su segunda temporada.

Pauls develó cuál será el lema del personaje este año: "Tiene la teoría de que si Viggo Mortensen llegó a Hollywood es como ridículo que él no."

[Insertar chiste obvio]: "¿Y ahora me lo venís a decir?"

3 comentarios:

Luis dijo...

buena nota

VENUS dijo...

tal cual y debe ser muy copado, bah a mi sin cnocerlo me cae bien.

Juan Ignacio Marchese dijo...

jjajaja genial