Diccionario "fraseológico" del habla argentina

-Te compré un libro -anunció encantada Mamá Chan apenas llegó a casa.

En seguida me lo entregó: se trata del Diccionario Fraseológico del Habla Argentina, un compendio de frases, dichos y lugares comunes con las que -se supone- nos manejamos a diario los argentinos.

-Lo vi en todas las librerías, y leí la crítica en el diario-, me dijo Madre con entusiasmo.

-¿Estás segura que no era una gacetilla lo que leíste? Un "chivo" para hacerlos quedar bien... -objeté, y al hacerlo usé un término que, según comprobé después, no se encuentra en el libro, que tiene 240 páginas de grosor.

-Ah, no sé... Pero es como hablamos los argentinos... Me pareció que como periodista te iba a interesar - explicó Mamá Chan, que tan pronto logra enternecerme como sacarme de quicio.

-Pero Má, dice cosas como: "más pobre que maestro de escuela loc. adj. rur. Muy pobre". - leí en voz alta, poco convencida de la seriedad con la que el listado "freaseológico" había sido confeccionado.

- Y bueno, ¡si se lo decís a un español no lo va a entender porque allá un maestro gana más que acá! -replicó Mamá Chan. Touché, me dije. Si somos prejuiciosos, ofensivos o despectivos al hablar no pretendamos que nos entiendan en todos lados.

Lo que me pregunto es, ¿habrá más diccionarios como éste? Por ejemplo, podría haber un "Diccionario de voces de la cancha", para explicar desde la "mística copera" hasta los alcances del "lo vamo' a reventar". O uno de lugares comunes, aunque sería tan poco original que nadie lo leería.

También podría alguien escribir un "Diccionario de modismos de moda", donde se explicarían "cuestiones que tienen que ver con", aquellas situaciones "donde de pronto puede ser" que las personas agreguen "algún tipo de rodeo discursivo", y nunca lleguen al punto.

"Desde un lugar" de autocrítica, claro.

1 comentario:

Evolutez dijo...

vi un diccionario para extranjeros
Inglés- castellano (argentino)

"che, boludo"

*me parecio gracioso y me acuerdo del titulo porque en su momento ya lo habia conocido a Fran, y no se sí te acordas: el decia "che, boludo" todo el tiempo! :-)