Laura Aceto dice...

Aquí Laura Aceto, la mina más hinchapelotas y dolordehuevos que tu (casi ex) novio pueda haber conocido en la vida. A mí me venís a contar las cagadas cuando ya se las mandó él, o vos… pero seguro que a él le pican las orejas cuando nosotras hablamos.






Estaba chequeando mis mails cuando advertí un aviso, de esos que les llamamos “correo basura”. Más que un spam, era una entrada a la dimensión masculina desconocida en la que creo que ningún hombre querría que una mujer entrara, y no estoy hablando de un sitio de porno gay.







La cosa es así: un tal John Alexander escribió una suerte de compendio del macho negado a que se le piante su ‘hembra’. La obra en cuestión se titula Cómo recuperar a una mujer en 30 días o menos, y creo que el título es ilustrativo por demás.






A continuación, Mujeres mías, perras de corazón tibio y concha caliente (y hombres interesados en comprar el libro), me tomé la delicadeza de acotar sólo algunos de los pasajes del libro:






El Sistema de seducción de cinco pasos que te lleva de tomar una inocente taza de café con tu ex novia... a tenerla gimiendo “Te quiero dentro mío ahora” mientras te arrastra a la cama... ¡en sólo una noche! (Página 88) Hombre, deberías saberlo, con las mujeres nunca hay una “inocente taza de café”, por más mosquita muerta que sea. Si vamos a tomar un café, es porque algo queremos.






Cómo una mujer puede decir “Quiero pasar el resto de mi vida contigo” un día y romper al siguiente. Descubre exactamente lo que está pasando por su cabeza. (Página 33)
Se llama tener “el período”, “el asunto” o más científicamente: la menstruación. No es nuestra culpa ser cíclicamente culpógenas. Un llamado a la solidaridad: si algunos de uds. sabandijas consigue entender qué diablos pasa exactamente por la cabeza de una mujer, ¡háganoslo saber! A veces, simplemente no lo sabemos. Somos seres humanos que perdemos el hilo de la cuestión, igual que los hombres, pero con menstruación.






Por qué te dejó en primer lugar. Una mujer sólo deja a un hombre por una de cuatro razones. (¿En cuáles se incluye tu ruptura?) Averigua esto, y tendrás otra clave para recuperar a tu novia. (Página 25) Lo admito: muero por saber cuáles serían –para el autor- esas 4 razones. Espero que “ser manipulador” esté entre ellas, porque ése sería un buen motivo para dejar al sotreta que lea este manual.

Por qué nunca deberías... bajo ninguna circunstancia... siquiera lloriquearle a tu ex acerca de lo triste que estás ahora que rompieron. (Página 13) Respuesta: porque es patético, miserable, un poco desagradable, para nada efectivo (salvo casos enfermizos), cargoso y encima de todo es vergonzoso para él y ella.






¿Alejaste a tu mujer al ser celoso e inseguro? He aquí una poderosa táctica psicológica que puedes usar para revertir el daño y solucionar el problema para siempre. (Página 37) Sí, se le llama crecer!!!






La verdad acerca de las relaciones a larga distancia. Las tácticas correctas para recuperarla pueden ser engañosas para estas situaciones especiales, así que asegúrate de no arrojarte de cabeza apurado hacia el fracaso. (Página 108)

Ok, párrafo aparte: Los besos se diluyen en el agua (de río, mar u océano), o se pierden en la fibra óptica de Internet. Las caricias no pueden ser diferidas, porque sino no surten el mismo efecto. Además, no se puede extrañar tanto a una persona porque se la empieza a idealizar y cuando se la vuelve a ver ya no es lo mismo, lo que está muy bien… se llama avanzar.





Lo que quiere decir realmente una mujer cuando dice... “Necesito tiempo”, “Necesito espacio” o “No quiero un novio en este momento”. (Página 34) A veces, mis queridos caballeros en desgracia, en realidad significa: “Necesito tiempo”, “Necesito espacio” o “No quiero un novio en este momento”.
Bueno, para ser justa, hay veces en las que no decimos las frases completas. O sea: “Necesito (que no vuelvas en todo el) tiempo (que me quede de vida”, “Necesito (que me devuelvas mi) espacio”, y finalmente: “No quiero (tenerte de) novio (a vos particularmente) en este momento (o nunca, jamás)”.





¿Se entiende?
Mañana, siguen las acotaciones al pie del libro “Cómo arrastrarme conservando cierto decoro”.



Saludos, mortales terrestres y diosas del infierno.

5 comentarios:

gonzaleandro dijo...

jajajajaja
Me encantó!

Viquita dijo...

Bueno, si bien comparto con usted, Señora Aceto, tengo que decirle que lamentablemente hay muchos pobres hombres desgraciados.desesperados.fracasados.infelices.necesitados que no tienen suficiente irrigación sanguínea en el cerebro como para deducir esas simples cuestiones como "Necesito tiempo significa NECESITO TIEMPO (imbécil)" y que "Si es SI (!)".


La felicito hartamente por su edición revisada y acotada y le recomiendo hacer un trato con el autor.


Y por cierto, no nos olvidemos. JAMÁS DEBEMOS HACER NUESTRA PROPIA EXPERIENCIA. LEAMOS LA DE OTRO PATÁN Y ASÍ SEREMOS MEJORES
(¿Irónica, yo?)

Anónimo dijo...

Señora "Acetona"... ¿Y si se compra el libro para ver si tiene alguna cosa buena como... digamos, recuperar un matrimonio, una familia, a la mujer que se ama, o algo así por el estilo? A ver si los ovarios hincha pelotas quue dice que tiene, se conduele de hombres que son padres de familia que quisieran estar con sus hijos de vuelta, y que al menos hallan aprendido a amar a su mujer y estar cerca de sus hijos.

AC® dijo...

Bueno, ¿lo compraste? ¿Te sirvió? ¿Sos John Alexander? ¡¿Estás intentando promocionar vilmente tu libro en MI Blog?!

Si querés recuperar a tu familia, poné amor, paciencia y esperanza, ¡y NO leas un compendio de manipulación barata!

AC® dijo...

Y LA PRÓXIMA, ACOMODÁTE LAS BOLAS Y FIRMÁ CON TU NOMBRE, O AL MENOS TUS INICIALES

Saludos, para nada cordiales,

Laura Aceto.