Nunca más

Nunca más en tu cama. Nunca más tus paredes rosadas. Nunca más las palabras que quería escuchar, y que en realidad me hacían mal. Nunca más esperar un gesto tuyo, nada. Ya no más pedir, explicar, razonar o gritar. No más abrazos que no llegaron a nada.

Se acabaron los motivos, se fueron las memorias. Me quedaron un par de preguntas, pero inútil es hacérselas a otro ser humano como yo. Y me dan ganas de llorar, ya no puedo, nunca más por vos, porque en seguida aparecen mil motivos para no hacerlo.

Y ninguno te incluye.

1 comentario:

mexcalero dijo...

......... inkietante,